La Doncella – La dualidad de la intimidad humana

Atención: Si no has visto la película, hazlo ahora mismo. O al menos antes de leer este análisis, ya que se hace referencia a cosas que pueden destripártela.

Aquí os dejo un fantástico tráiler con una edición sugestiva y exquisita. No te desvelará absolutamente nada, pero si que te dejará ese gusanito por saber que nos depara esta obra maestra.

La Doncella (Título original Ah-ga-sii), es posiblemente una de las mejores películas del 2016, y que desgraciadamente, pasó más desapercibida por el público general. Park Chan Wok es quien la dirige, más conocido por su emblemática trilogia que incluye a la famosa Old Boy. Una vez más demuestra que el director coreano tiene el mismo talento para tratar temas más allá de la venganza, a diferencia de como muchos vaticinaban.

La Doncella marca un paso más en el camino que define a Park Chan Wok como uno de los grandes de nuestra era, junto a otros como Nolan, Villeneuve, Scorsese o Tarantino. Este film, basado en la novela inglesa Falsa identidad, de Sarah Waters, rebosa de todo aquello que caracteriza la cinematografía del director, e incluso más. Sensualidad (con buen gusto), provocación, poesía, fluidez y humanismo. A través de su estilo, el director nos enseña lo peor y mejor de las personas (un tema constante en su obra, sobre todo en Old Boy). En este caso, usa como conductor narrativo el amor, que entremezcla con algunos aspectos del thriller y el suspense.

Todos los aspectos que componen la obra están cuidados al milímetro, y los ejecuta de una forma elegante pero efectiva. Desde la mansión en la que transcurre la mayor parte de la película, hasta los decorados o la interpretación de los protagonistas, nos encontramos con un trabajo sublime. Pero lo que destaca por encima de todo, es la forma en que Park Chan Wok pone todo esto al servicio de una poderosa historia. Un relato intrigante, impactante y con un estilo visual que desprende una gran fuerza dramática.

0 vmf94shult-5_wiy
La estructura de la obra de Kurosawa dio lugar al conocido “efecto Rashomon”.

La estructura de la película se basa en algo que ya pudimos ver en Rashomon, del gran Kurosawa, o más adelante, en Hero de Yimou Zhang. Estas películas, junto a La Doncella, parten de la idea equivocada que se tenia para concebir el significado de las imágenes. Durante los inicios del cine, se creía que la imagen no podía mentir, y que esto solo se podía llevar a cabo a través de dos opciones. Los propios personajes mentían a través del diálogo o sus acciones, o bien el director omitía enseñar ciertas cosas al espectador.

Pero Kurosawa demostró con una de sus obras maestras que esto no es del todo cierto. Su film Rashomon nos muestra 4 versiones de un mismo crimen, desde el punto de vista y relato de distintos personajes. Poco después de la introducción, cuando pasamos a ver la segunda versión, nos encontramos con algo totalmente distinto a la anterior. Esto hace que desconfiemos de lo que se nos está contando, y aún más importante, pone en tela de juicio la veracidad de las imágenes.

hero-2002-special-edition-miramax-bdrip-1080p-ita-ac3-chi-aac-subs-chaps-tbz-mkv_snapshot_00-27-01
En Hero, de Zhang Yimou, las distintas versiones de un mismo relato se configuran también a través del color de los trajes, modulando la percepción que existe entre distintos personajes.

Algo similar sucede en La Doncella.

Su estructura se divide en múltiples capítulos, y cada uno de ellos representa una versión o momento distinto del relato. Todo empieza a partir de la ocupación japonesa de Corea del sur, y el plan de un grupo de ladrones para robar la herencia de una doncella.

Desde aquí, continuamente se nos muestra solo parte del plan y de lo que sucede como consecuencia. Ciertas situaciones hacen que creamos que algo no acaba de cuadrar, y lo que se enseña no es realmente lo que parece ser. Inmediatamente después, el director decide desmontar todo aquello que nos habíamos figurado en nuestra cabeza, y nos sorprende con algo inesperado. Gran parte de las escenas están grabadas de una forma casi voyeur, y nos muestran distintas interpretaciones de acciones y gestos que habíamos visto anteriormente.

Esto crea una gran implicación por nuestra parte. En todo momento tenemos la sensación de que algo está sucediendo, pero no llegamos bien a definir de qué se trata. Poco a poco, y de forma perfectamente orquestada, se nos muestra las distintas piezas del puzle que las múltiples habitaciones de la gigante y preciosa mansión ocultan. Una gran finca que percibimos de forma totalmente distinta en cada uno de los capítulos, a medida que vamos desvelando nuevos detalles de la historia.

fullsizephoto728412.jpg
La mansión en la que transcurre gran parte de la película, alberga muchos secretos y misterios.

Otro pilar maestro en el que se sostiene La Doncella es la sexualidad. Aunque sea algo recurrente en la filmografía del director, nunca había sido el tema central. En este caso, a través del “efecto Rashomon” del que hemos hablado antes, vemos dos versiones opuestas de la intimidad humana. Versiones que también hacen referencia al choque entre las culturas coreana y japonesa.

Por un lado tenemos el aparentemente imposible amor entre Sook-Hee, que trabaja en las tareas de la mansión y Hideko, la doncella que vive allí. De hecho, en el propio título de la película ya se nos da una pista sobre esta relación. El término doncella se puede usar tanto para una mujer joven y virgen (Hideko), como para una chica encargada de realizar trabajos domésticos y servir (Sook-he). El amor que existe entre ellas es idílico y platónico. Continuamente tenemos la sensación de que es algo inalcanzable, e incluso se nos hace creer que todo es una mentira. En esencia, su relación representa la atracción e intimidad entre humanos como algo puro, suave, sin límites y capaz de todo.

cxzghhnviaa0unn
Sook-he y Hideko lucharán hasta el final, a pesar de todos los obstáculos que se les presenta.

En contraste, se nos habla de otro secreto más oscuro y muy bien guardado en la gran mansión. El tío Kouzuki, propietario de la finca y representante de la ocupación japonesa, es quien nos muestra la parte opuesta de la sexualidad. Este diálogo entre él y el conde Fujiwara (uno de los ladrones) ayuda a entender, no solo esa visión de la intimidad humana, sino también su percepción de los dos países.

Kouzuki : Corea es fea, y Japón es hermoso.

Conde Fujiwara : Algunos japoneses dicen que Japón es feo y Corea bonita.

Kouzuki : Corea es blanda, lenta, aburrida, y por lo tanto, sin esperanza.

Aquí también se nos da a entender, a través de la pregunta de Fujiwara, que esa visión no se extiende a toda la cultura japonesa, sino que tal vez es un problema de la clase de persona que es él.

En cualquier caso, Fujiwara percibe la sexualidad como algo perverso, egoísta y con el único objetivo de obtener placer. En una gran habitación de la mansión, esconde grandes cantidades de relatos e ilustraciones eróticas japonesas. Además, también realiza una serie de espectáculos en los que se leen e interpretan estas novelas en directo. Unos shows privados y exclusivamente dirigidos a la burguesía japonesa en los que Hideko se ve envuelta.

the-handmaiden-ah-ga-ssi
Hideko actuando delante de los burgueses japoneses en uno esos espectáculos eróticos.

En resumen, Park Chan Wok nos habla esencialmente de la intimidad humana y el poder que tiene. Como esta puede manifestarse de formas muy distintas, manifestando de lo que es capaz el ser humano para alcanzarla. Tanto si es con el único fin de obtener placer físico mediante métodos oscuros y perversos. Como si se trata del amor puro pero casi inalcanzable entre Sook-Hee y Hideko. La Doncella es una obra maestra en todos sus apartados. Una poderosa historia que no dejará indiferente a nadie.

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: