The Last Kingdom Vikings Análisis y Comparación

El mundo vikingo desde los ojos de The Last Kingdom y Vikings

Con la llegada de su tercera temporada el pasado 16 de noviembre del 2018, The Last Kingdom volvió por todo lo alto a Netflix. Este lanzamiento coincidió con otra popular serie, de la misma temática y con la que se le suele comparar, Vikings. Ambas, como se puede deducir del título de esta última, se sitúan en la época de los vikingos y su lucha por los reinos nórdico y británico.

Aunque ambas compartan la temática, se sitúan en momento históricos distintos. Vikings empieza a partir del año 793, y The Last Kingdom unos cien años después. Otra cosa que no es igual entre ellas y que es objeto de este artículo, son su cinematografía y narrativa. En gran parte, la razón de ser de este hecho recae en el origen de ambas historias, además de que se hablan de personajes y hechos de los cuales hay insuficientes documentos como para ser rigurosos. Por ejemplo, del personaje de Ragnar Lodbrok se habla en algunos documentos que lo sitúan entre 750 y 794, otros de 860 a 865 y otros entre 835 y su muerte en 865, de ahí que el personaje aparezca en ambas series a pesar de existir una separación de un siglo.

The Last Kingdom se basa en una serie de novelas históricas denominada The Saxon Stories, escrito por Bernard Cornwell y que hasta ahora está formada por 11 entregas. Las tres temporadas estrenadas por BBC hasta ahora cubren 6 de esas novelas (2 por temporada). En ellas, se cuenta la historia de la vida de Uhtred de Bebbanburg, un sajón criado por norteños. Teniendo esto en cuenta, podemos decir que se trata de una adaptación televisiva que surge a partir de un conjunto de obras literarias.

Por otro lado, Vikings, creada por Michael Hirst, está escrita específicamente para ser realizada y producida en televisión. Para su elaboración, toman como base las leyendas y relatos populares sobre Ragnar Lodbrok, uno de los reyes más relevantes de Dinamarca y Suecia de aquella época.

La fuente de inspiración de ambas series impacta en su lenguaje visual y estilo, desarrollo de personajes, y por encima de todo, su ritmo. Este artículo no trata de discernir cuál es mejor entre las dos, o deciros si deberíais ver una u otra. En cambio, el objetivo es dejar constancia de las diferencias que percibo entre ambas. Así, pretendo averiguar de qué forma se enfoca una misma temática y qué es lo que hace única a cada una de ellas. Por último, también el peligro que veo respecto al futuro de Vikings y porqué prefiero The Last Kingdom.

Tal y como hemos mencionado, la principal diferencia entre las dos series recae en su ritmo. Con tan solo ver el piloto de ambas series ya podemos percibir que la velocidad y forma en la que se relatan los hechos es muy distinta. Aunque para discernirlo mejor optaría por ver los primeros 3 o 4 episodios, ya que los pilotos suelen tener el objetivo de captar la atención del espectador, por lo que suelen introducir más elementos en menos tiempo para dar una idea general de lo que está por venir.

También debemos tener en cuenta que The Last Kingdom trata de narrar en su primera temporada todo lo que sucede en 800 páginas divididas en 2 novelas (The Last Kingdom y The Pale Horseman). En cambio, Vikings está escrita específicamente para el formato episódico, lo cual supone una arma de doble filo.

Tiene la posibilidad de adaptar de una forma más directa su ritmo a la estructura de cada temporada. Pero también permite cometer uno de los errores en el que caen muchas series de larga duración, el “relleno” o extensión injustificada. La lentitud por el mero hecho de alargar cosas que se podrían mostrar y decir de una forma más corta pero igual de eficiente. Y creo que Vikings tiene el riesgo de caer en ese error durante su última temporada, aún en emisión a día de hoy.

No soy alguien particularmente reacio a las narrativas audiovisuales con un ritmo lento, de hecho en la mayoría de casos la prefiero. Permite meditar y profundizar más en el mundo y personajes que se nos presentan. También reflexionar sobre las cuestiones e ideas que se están planteando, haciendo del consumo de una obra algo más reflexivo y sensorial que no dramático. Y esta es la excusa que se suele usar para justificar el hecho de alargar indiscriminadamente algunas series con el fin de lanzar más temporadas con un fin meramente económico.

Esto es algo que experimenté durante los últimos episodios de la cuarta temporada, y los primeros de la quinta. La serie trata cuestiones muy interesantes y curiosas. Desde los rituales sangrientos y espirituales de los nórdicos, hasta la incansable curiosidad y sed de conocimiento de Ragnar. Principal razón por la que la mayoría de conflictos de la serie tienen lugar, ya que no todos los otros miembros de su cultura comparten ese objetivo a la hora de ir a otras tierras.

maxresdefault-4
Ragnar Lodbrok, principal protagonista de Vikings.

Pero a la hora de desarrollar ciertos personajes, muchas veces se nos relata lo mismo una y otra vez sobre algunos personajes. De formas distintas y con un ritmo muy pausado, pero muchas veces sin aportar nada nuevo. También es algo normal, ya que, a diferencia de The Last Kingdom, se trata de una serie que gira mucho más alrededor de los personajes que los propios sucesos. Sobre todo depende mucho de su protagonista, Ragnar, lo cual hace que empatices mucho más con él, pero que la serie peligre en caso de que ese personaje desaparezca.

The Last Kingdom tiene una ritmo más acelerado pero no tan enfocado a la espectacularidad visual. En cada episodio suceden multitud de cosas, sin que esto afecte a la profundidad de la ideas y cuestiones que se están tratando. Se presentan una gran cantidad de personajes entrañables e interesantes, y algunos incluso a los que llegamos a odiar con todo nuestro corazón (por su buena elaboración y construcción, no por su mala ejecución). También hay tiempo para momentos meditativos, batallas sangrientas y desenlaces dramáticos, sin dejar de lado una ambientación cuidada y una cinematografía hermosa y muy bien pensada.

tlk_sr1_kv_28_01_2015_178
El rey Alfred es otro de los personajes más interesante de The Last Kingdom.

Para todo esto no se toma ni más ni menos tiempo del necesario, y aquí es donde recae el quid de la cuestión. Creo que todo el desarrollo de Vikings también se podría haber hecho de esta forma, y hubiese conseguido decir mucho más en menos episodios. Su ritmo me recuerda a Juego de Tronos, solo que en esta está justificado por el gran número de personajes y arcos argumentales que suceden en paralelo.

Obviamente, el hecho de que The Last Kingdom esté basada en novelas y no escrita desde cero para televisión, tiene algo que ver. Una novela permite profundizar mucho más en cada personaje y en la creación del mundo en el que se sitúa la historia. Esto hay que saber transmitirlo de la forma adecuada a la pantalla, cosa que la serie consigue con gran acierto.

bmaxe_3ceaa_mct
Vikings tiene algunas de las batallas más espectaculares de la televisión.

Vikings opta por un enfoque más dramático y propio de serie más americana (aunque sea una producción Canadiense-Irlandesa). Tiene un fuerte componente espiritual, y los personajes principales parecen tener un poder y habilidad en batalla sobrehumanos. Por la forma en que se presenta la historia, parece tener un punto de vista predominantemente vikingo. A pesar de esto, existen arcos argumentales que también crean contraste entre los nórdicos y los habitantes de Northumbria, por ejemplo entre Ragnar y el rey Ecbert o Athelstan. Por último, existe un mayor énfasis en los personajes y su desarrollo que en los sucesos históricos que tuvieron lugar en aquel momento.

The Last Kingdom en cambio opta por tratar la vida de Uhtred de una forma más realista. En mi opinión, su uso de la narrativa y su ritmo son más eficientes y equilibrados, sin que esto repercuta en otros aspectos clave. Existe un gran desarrollo de personajes de ambos bandos por igual, y ambos pierden y ganan mucho durante las batallas y conflictos. Esto nos permite ver más los contrastes, pero también los aspectos en común que existen entre ambas culturas.

En última instancia, creo que ambas series son de una gran calidad pero tienen objetivos muy distintos. Recomiendo ver ambas series, pero dentro de mi gusto personal, prefiero The Last Kingdom. Como ya he dicho anteriormente, esto no es indicativo de que una serie sea peor que otra ya que se trata de mi punto de vista subjetivo. Pero me decanto más por series y obras con historias acabadas o prospecto de ser acabadas. En caso de no ser así, veo de forma más positiva que su continuación venga justificada por relatar más historias y sucesos que aporten algo nuevo, sin sacrificar aquello que le hizo excelente en primer lugar.

27-f
Perdidos, una de las series a las que más se le critíco su “relleno”.

No son pocas las series que, a partir del formato episódico, han querido alargar demasiado con el objetivo de obtener más beneficios. Aunque esto fuese a costa de perjudicar a la obra en cuestión. Desde series como Perdidos, hasta sitcoms como Cómo conocí a vuestra madre han sufrido esto. Y tengo la sensación de que Vikings va a pasar por lo mismo a partir de su quinta temporada. Espero equivocarme.

Más adelante, espero poder realizar un análisis de ambas series. Así podré profundizar en qué aspectos brillan y porque recomiendo que veáis ambas si os gusta esta temática.

También os recomiendo mi último post sobre 5 Series Documentales de Netflix que debes ver durante la cuarentena.

5 comentarios

  1. He visto Vikings, todavía no he empezado The last Kingdom, pero me compré los libros de Bernard Cornwell sin saber que era en estos libros en los que estaba basada la serie TLK. Me siento muy confundida ya que aparecen algunos personajes con los mismos nombres (Ragnar, Ivar, Ubba…) pero con diferentes roles, lo que se me hace muy confuso y más si como dices, ambas historias están contadas con 100 años de diferencia… Me compré los libros porque me encanta la historia vikinga… pero ahora estoy más confundida que nunca :S

    Le gusta a 1 persona

  2. La cuestión es que la figura de Ragnar Lodbrok, históricamente tiene poco fundamento documental, por lo que no se sabe del todo bien cuando reinó. Sí que se sabe que gobernó en las regiones que más tarde serían Noruega, Suecia y Dinamarca (aunque no se le reconociese como rey), pero como hay tan poca información, hay documentos que lo sitúan entre 750 y 794, otros de 860 a 865 y otros entre 835 y su muerte en 865. Supongo, que como toda serie de ficción basada en hechos históricos, y sobretodo los que hablan de personajes históricos que casi son mitad leyenda, mitad historia, se toman cierta libertad creativa. Supongo que por eso entre ambas series hay tantas diferencias a pesar de hablar de muchos personajes en común, como Ragnar. Espero haberte ayudado!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: